Sitios de Interés
Pueblos de Misiones del Mayo

En el año 1614 en la comunidad de Camoa, perteneciente al municipio de Navojoa, un misionero jesuita portugués llamado Pedro Méndez, creó el primer asentamiento e iglesia Jesuita en el Noroeste de México y Sonora.

Bautizaron al río Mayo con el nombre de la Santísima Trinidad y más abajo, río Guadalupe. Una de las estrategias de su evangelización era ir bautizando a los distintos lugares con el nombre de santos.

A lo largo del río mayo creó las misiones de Tesia, de Santa María de la Natividad en Navojoa, de San Ignacio en Cohirimpo, de Etchojoa, Santa Cruz Huatabampo y hacia arriba Conicárit que quedó bajo las aguas de la presa, Macoyahui y Tepahui. Todas estas misiones eran proyectos de carácter de comunidad agrícola de los jesuitas.